Construkan Construcciones Reformas Las Palmas

info@construkan.com

Solicitar

640 22 46 43

Suelo radiante en la reforma del hogar

Instalación suelo radiante en la reforma del hogar

Con el invierno, las bajas temperaturas y el frío, llega el momento de encender la calefacción. También para aguantar la respiración al abrir la factura del gas o de la luz. Por tanto, en el caso de una gran reforma, también habría que plantearse si no tendría sentido cambiar el sistema de calefacción por uno más económico y eficiente. Desde Construkan te mostramos  las ventajas de la calefacción por suelo radiante.

Pero primero, ¿ qué es la calefacción por suelo radiante? Bien, en un sistema de calefacción colocado en el suelo, el calor sale del suelo y viaja hacia arriba. Para la instalación, se debe elevar el piso y colocar conductos debajo. El agua caliente circula por allí y distribuye el calor por toda la superficie. Hay dos sistemas: uno solo calienta la capa inferior. Otro aislamiento térmico que está completamente separado del piso del apartamento.

Ventajas de la calefacción por suelo radiante: Económico

La calefacción por suelo radiante es actualmente el sistema de calefacción más económico y competente. En particular, el sistema de emisión de calor, que se realiza mediante la instalación de una tubería de agua conectada a la caldera. Por supuesto, también se pueden conectar a otras fuentes de calor como paneles solares o bombas de calor. Estos tubos son resistentes a la corrosión. Generalmente son de polietileno. Esto evita filtraciones y dificultades de humedades.

Como acabamos de decir, los conductos por los que circula el agua, liberando calor tras calentar, están conectados a la caldera. Esto a su vez es controlado por un termostato que enciende o apaga la calefacción. El sistema también puede incluir válvulas que regulan si el paso del agua a ciertos espacios está abierto o cerrado. De esta forma, es posible controlar qué habitaciones se calientan o no.

La temperatura requerida para calentar el agua que circula por estas tuberías es menor que en otros sistemas. Entre 30 y 45 grados, mientras que en otros casos se requieren unos 80 grados. Por lo tanto, consume menos energía al calentar. Esto supone un ahorro de alrededor del 15% en la factura. 

Tarifas gas

Además de poder elegir o no elegir en qué puntos de la casa se activa el suelo radiante, la distribución del calor es uniforme por toda la casa, a diferencia de otros sistemas de calefacción. Otra ventaja de la calefacción por suelo radiante. 

Un sistema más ventajoso y benévolo 

Dado que el aire caliente tiende a subir, la temperatura que alcanza este sistema de calefacción es mayor a la altura de los pies y menor a la altura de la cabeza. Con ello se consigue un calor más ventajoso y benévolo reduciendo la sensación de agobio.

Además, debido a la forma en que disipa el calor, no genera flujo de aire. Como resultado, se genera menos polvo y el ambiente es menos seco, lo cual es otra rentabilidad del calor radiante.

Gracias a la mayoría de las ventajas que acabamos de describir, los sistemas de calefacción radiante pueden funcionar durante horas seguidas sin problemas ni peligros. Por lo tanto, es muy recomendable para su uso en habitaciones, residencias y edificios que se ocupan durante largos períodos de tiempo.

Otra de sus ventajas es que elimina uno de los inconvenientes de la calefacción tradicional. Se trata de ocupar espacio. La calefacción por suelo radiante no requiere radiador ni calentador. Por lo tanto, no ocupa espacio. Las paredes estarán libres y los pasillos estarán libres de obstáculos. Ni en medio de la habitación, ni en ningún otro lugar.

La estética se agrega para la comodidad sin radiadores o calentadores que consumen espacio. Los radiadores no se ven muy bonitos ni modernos, y con frecuencia se rompen con las molduras. Al no necesitarlos, el aspecto de toda la casa será más homogéneo y afable.

Además, puede hacer una doble función en verano. De hecho, una de las ventajas de la calefacción por suelo radiante es que no solo se utiliza para llevar agua caliente. También para agua fría que refresca el suelo y con ello el ambiente de las habitaciones. Por lo tanto, se puede utilizar como reemplazo de un sistema de aire acondicionado convencional en verano. Basta con conectar la bomba para que el sistema distribuya frío al suelo de la casa, y no calor. Así, el frescor subirá por la casa y dará a los ocupantes una sensación de bienestar.

Reformas para mejorar la seguridad familiar

Más información similar Suelo radiante en la reforma del hogar